21 de noviembre de 2013

COMER RICO Y SANO ¡CLARO QUE SE PUEDE!


El reconocido chef y periodista Pablito Martín visitó Bariloche en el marco de una gira patagónica, en la que realizó talleres sobre alimentación viva y saludable, y presentó su cuarto libro.




Pablito Martín forma parte de una raza muy particular que yo, personalmente, admiro: aquellos que logran hacer de sí mismos una empresa y una marca. Y más en este caso, porque su propuesta conlleva el espíritu de lo saludable.
Desde los doce años soñaba con trabajar en los medios. Estudió la carrera de chef pensando que ni loco trabajaría en una cocina. Cocinero, comunicador, periodista culinario, escritor. Multifacético, o como él se define: culo inquieto.

-¿Qué es “alimentación viva”?        
           
Es todo aquel producto que no supera en su cocción los 45°, orgánico, que no es de origen animal, que no fue industrializado, fisiológico para el ser humano... En la alimentación viva se consumen frutas, verduras y semillas. Cocina llena de energía y de oxígeno, que mantiene los nutrientes, o los multiplica, como en el caso de los germinados.

-¿Qué pasa cuando se superan los 45°?

Se pierden las enzimas. Ojo, yo no soy ortodoxo, mi alimentación es 50 % alimentación viva y 50% alimentación saludable: hamburguesas, guisos, pizza, risotto.

-¿Y  “alimentación consciente”, sería entonces…?

Ser consciente de lo que uno consume. Averiguar si el producto que me gusta es inocuo, qué contiene, para qué me sirve.
Siempre pongo este ejemplo: si a vos te gusta cierta gaseosa, bien. Ahora, ¿sabés qué contiene? ¡Averigualo! Y si después de conocer querés seguir consumiéndola, adelante, pero siempre sé consciente de lo que te estás metiendo vos, y sobre todo a tus hijos.



-¿Qué le dirías a alguien que quiere cambiar sus hábitos alimenticios?

Primer paso: tener ganas. Ser consciente de que querés tener mejor calidad de vida. Pero no te lo pueden imponer. Es como dejar de fumar, lo logra el que realmente tiene ganas. Te lo dice un ex fumador, y un ex carnívoro, también. Segundo paso: incorporar. Sacate de la cabeza los no. Cuando te metés en esta alimentación descubrís la quínoa, el amaranto, el arroz integral, diferentes porotos, legumbres, cereales. No te alcanza el año para descubrir y repetir platos. Tu paladar se agranda, no está tan acotado a la grasa y el azúcar. Es parte de lo que trato en mi primer libro: “Con probar no perdés nada”. Ahora, si vos extrañas la carne, los lacteos, lo que sea que dejaste, pero no fue genuino, y lo añorás, lo tenés que consumir, porque la cabeza es re importante. Por eso fracasan las dietas para bajar de peso. La locura de lo prohibido.
Mi propuesta es ir sumando de a poquito, no cambiar de un día para el otro, vas a ver que tu organismo se va a sentir mejor. Vas a invertir en alimentación, no vas a gastar más en remedios porque no te vas a enfermar. ¡Es casi medicina preventiva! Y lo que recomiendo siempre es porque antes investigué, y lo probé yo.

-¿De qué trata tu cuarto libro, “La re-evolución de la cocina”?

Salió hace quince días. Tiene más de 120 recetas de alimentación viva y consciente gourmet. Porque me decían “al final esto es ensaladitas y nada más, la gente se aburre”. Eso es un poco lo que te venden, pero yo quiero mostrar que no. Por ejemplo, hay recetas para las fiestas, acordes con nuestro clima. Hay recetas para chicos, que las madres me estaban pidiendo.
Y también hay once entrevistas a personalidades destacadas, Axcel, Marcela Kloosterboer, Patricia Sosa, entre otros, que modificaron su alimentación, su calidad de vida, y te cuentan sus miedos, sus intrigas, sus aciertos.

-¿Te afecta en algo que Utilísima haya sido “absorbida” por Fox Life?

Nosotros ya sabíamos desde antes de este cambio. Mi contrato termina ahora, en diciembre. Los nuevos ciclos se definen siempre a principio de año.  Seguiré en la señal, en otra, o no haré tele. Lo que venga, venga. Lo que sí no me quedo sentado, yo ya estoy generando nuevos proyectos. Cero mambo, yo lo disfruto. Sé que les está yendo bien en números. Y ojalá que me tengan en cuenta en el futuro, sea el próximo año, o los que sigan.

-Una pregunta muy tonta, pero no puedo dejar de hacerla… ¿Por qué Pablito, y no Pablo?

Toda mi vida fui Pablito para todos. En los trabajos; Pablito, Pablito, Pablito. En la cocina; Pablito, Pablito, Pablito. Hasta con mis sobrinos soy el tío Pablito. Y particularmente Claudio María Domínguez, que fue quien me abrió la puerta en los grandes medios, me presentó en la radio Pop como Pablito Martín. Ahí dije ya está, soy Pablito. Además es una forma de destacarme en la web, porque Pablo Martín hay muchos. A algunos les da cosita, me dicen Pablo, y al rato Pablito. A mí me encanta, cero rollo. ¡Hasta qué edad me seguirán llamando así, no lo sé!

Si te interesó este tema:

2 comentarios:

  1. Muy interesante la entrevista, yo debo de ser de las raras que aún no conocía a Pablito Martín, pero al leerla me ha caído muy bien y me han dado ganas de leer su libro también.

    ResponderEliminar
  2. Seguro!!! Cero postura, es una persona muy accesible, muy piola!!
    Saludos!!!

    ResponderEliminar